Codelco crea estrategia para llevar a cabo negociaciones colectivas

Codelco crea estrategia para llevar a cabo negociaciones colectivas

Hasta agosto de 2016, Codelco tendrá seis nuevas negociaciones colectivas, comenzando en diciembre de este año con el sindicato número 1 de la Divisió

Aprimin también lamenta rechazo de proyecto minero Dominga
Sonami y Enami firman acuerdo que garantiza precio a la pequeña minería
Vecinos prohíben ingreso a minera Japonesa en el Valle del Huasco

Hasta agosto de 2016, Codelco tendrá seis nuevas negociaciones colectivas, comenzando en diciembre de este año con el sindicato número 1 de la División Ventanas

“Hoy Codelco necesita de comprensión en este momento de estrechez, y del apoyo de todos quienes trabajan en esta gran empresa”, afirma Daniel Sierra, vicepresidente de Recursos Humanos de Codelco, de cara a las próximas negociaciones colectivas que tendrá la cuprera estatal, en medio de un declive de la minería del cobre, con precios del metal bajo los US$ 2,50 la libra.

El llamado de la firma se da a sólo días de cerrar infructuosas conversaciones con los trabajadores profesionales de la división Radomiro Tomic (RT), quienes iniciaron una huelga legal el pasado 8 de octubre, debido a que las condiciones ofrecidas por la estatal no fueron satisfactorias para el sindicato: reajuste de las remuneraciones de acuerdo al IPC, aumento de beneficios, un bono de sustentabilidad del negocio por $ 1.040.000 y un bono por término de negociación por $ 1.660.000.

En la negociación anterior de 2013, la suma de los bonos por término de conflicto y sustentabilidad bordeó los $ 7 millones, según recuerdan los propios trabajadores.

“La situación que enfrenta Codelco, y la minería del cobre en general, obliga a aplicar criterios de austeridad en todos los ámbitos de la empresa”, acota Sierra, frente a la negociación en RT.

Hasta agosto de 2016, Codelco tendrá seis nuevas negociaciones colectivas, comenzando en diciembre de este año con el sindicato número 1 de la División Ventanas. Durante el primer semestre, alrededor de 1.500 trabajadores participarán de estos procesos. Ante esto, ya surgen voces que apuntan a que el modelo de negociación utilizado en RT se replicará en las próximas tratativas entre trabajadores y la estatal.

“Veo en la actual administración de Codelco una mano de hierro”, dice Gustavo Lagos, académico de la PUC. “Y veo que no cederán porque no tienen la plata”, agregó valorando la “fórmula” de austeridad y dice que podría extenderse más allá del primer semestre del próximo año. El académico de la PUC recuerda que en la crisis asiática no subieron los sueldos en varios años, en términos reales.

Sin embargo, es la propia empresa la que sostiene que ciertas medidas no van a cambiar, incluso con mejores perspectivas de precio del metal rojo.

“Independiente de los vaivenes del precio del cobre, los ajustes en la forma en que hacemos las cosas, que permiten fortalecer a la empresa y resguardar los excedentes al Estado, son mejoras que deben perdurar”, sostiene Sierra.

Preocupación

Los trabajadores de la cuprera no ocultan su preocupación ante este escenario. La duda está, precisamente, en si Codelco replicará o no el modelo de negociación colectiva utilizado en RT.

Para Sergio Morales, consejero nacional de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y presidente del sindicato N°1 de Codelco Ventanas, el hecho que los supervisores de Radomiro Tomic estén en huelga es “significativo desde el punto de vista de la forma en que las negociaciones colectivas se han llevado históricamente en Codelco”.

Según Morales, en esta ocasión Codelco rompió la tradición de anticiparse a las negociaciones y llegar a acuerdos previos que eviten la conflictividad.

En tanto, Ricardo Calderón, presidente nacional de la Federación de Supervisores del Cobre (Fesuc), cree que la estatal aprovechó las características del sindicato de supervisores de RT para sentar las bases de próximas negociaciones.

“Con el más débil quieren sentar el precedente”, afirma Calderón, haciendo referencia a los 183 supervisores que componenen el sindicato de RT, los cuales, dice, “Codelco reemplaza en sus funciones sin problemas”.

Calderón, además, se cuestiona el resultado de las negociaciones con otras divisiones, considerando que RT es una de las que mejores resultados aporta a Codelco. “Qué queda para Salvador, división que genera pérdidas y viene de una negociación colectiva del rol B”, cuestiona el dirigente.

Con todo, en lo que coinciden los sindicalistas, es en que si se mantiene esta política de austeridad, la conflictividad podría aumentar.

“En la medida que se mantenga esta lógica de abordar las negociaciones, intentando rebajar las aspiraciones y las condiciones, repartiendo menos riqueza, claramente aumentará el escenario de conflictividad y será algo generalizado”, advierte Calderón.

Morales, en tanto, cree que las conversaciones entre Codelco y sus trabajadores debe estar marcada por los distintos matices de cada una de sus divisiones. “Creo que es muy importante que la racionalización de las condiciones en las próximas negociaciones colectivas tienen que estar ajustadas a la realidad de cada una de las divisiones”.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0