Chile cede terreno en talento humano y en indicadores de productividad

Chile cede terreno en talento humano y en indicadores de productividad

La economía local mantiene brechas salariales, baja capacidad de producción y exportaciones poco competitivas. Chile retrocede o se estanca, pero n

Informe Sonami: Empleo en el sector sigue a la baja
Cobre cierra con leve baja durante la primera jornada de huelga en Minera Escondida
En febrero de 2017 se constatará si existe daño ambiental por derrame en Río Blanco

La economía local mantiene brechas salariales, baja capacidad de producción y exportaciones poco competitivas.

Chile retrocede o se estanca, pero no avanza en áreas fundamentales para su desarrollo económico. Así lo constató el Índice Global de Competitividad de Talento, cuya versión 2015 ubicó al país en la posición 34 del ranking.

Si se compara con el estudio de 2014 elaborado por la compañía Adecco, la escuela de negocios Insead y el Human Capital Leadership Institute-, Chile exhibe un retroceso de siete puestos en la capacidad para “atraer y retener” talento en recursos humanos, aunque mantuvo el primer lugar entre los países de América Latina y el Caribe. Eso sí, la medición 2015 amplió la muestra, desde 93 a 109 naciones.

“Parecería muy raro estar resistiendo este tipo de recesión, de la manera que lo estamos haciendo, y no tuviésemos un índice de competitividad alto”, sostiene el director de Adecco Professional, Felipe Lagos, quien agrega que el reporte “es el fiel reflejo de lo que Chile viene construyendo a nivel socioeconómico hace dos décadas”.

El vaso medio vacío

Al desmenuzar la ubicación local en el estudio, el análisis deja de ser tan positivo, ya que nuestro país exhibe indicadores -sobre el escenario político, regulatorio, económico y productivo- que se sitúan en la parte baja del ranking y/o que empeoran respecto de 2014.

Por ejemplo, en la variable “estabilidad política”, Chile cae desde el puesto 39 al 43. Una situación similar ocurre con la “facilidad para hacer negocios”, que transitó del 29 al 38.

El diagnóstico sobre variables de productividad es aún más sombrío. En materia de “gasto en investigación y desarrollo”, Chile retrocede 10 puestos, desde el 55 al 65. Este descenso está en perfecta sintonía con los resultados de la última Encuesta Nacional sobre Gasto y Personal en I+D, del Ministerio de Economía, que concluyó que los recursos destinados en 2014 a esta materia totalizaron $ 558.240 millones, “equivalente a un 0,38% del PIB, cifra inferior al 2,4% promedio de la OCDE”.

Otro descenso importante se registró en “brechas salariales por género”, donde Chile bajó del lugar 68 al 80. Siempre en la parte baja, nuestro país ocupó el puesto 81 en “productividad del trabajo” y 90 en “valor de las exportaciones”.

Diversificar es la clave

Para el presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, la ubicación de nuestro país en el Índice Global de Competitividad de Talento, en lo general y particular, “constata que Chile es un país de desarrollo medio, con un ingreso per cápita superior al de aquellos en desarrollo, pero muy inferior al de los desarrollados”.

“El resultado tiende a ser característicos de países que aún están a mitad de camino”, agrega el experto.

Esta lectura es compartida por el economista Fernando Carmona, que también integra la comisión de productividad convocada por la presidenta Michelle Bachelet. “Es razonable que un país que crece basado en recursos naturales, no va a enfatizar la atracción del mejor talento de recursos humanos para aumentar la competitividad”.

La diversificación productiva, añade Carmona, “parece ser la próxima frontera en el proceso de desarrollo de nuestro país. Hay que superar la heterogeneidad productiva, haciendo hincapié en la producción de bienes y servicios de mayor valor agregado”. “Si Chile no da ese paso, corre el serio riesgo de salir del grupo de países de altos ingresos”, advierte.

 

 

 

 

Fuente: Diario Financiero
Imagen: eltipografo.cl

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0