El CIMM renace

El CIMM renace

A tres años de la demolición de sus instalaciones y la disolución de su Consejo Directivo, se reactiva el centro de investigación. Con una dotación ac

Trabajadores de Los Bronces rechazan nueva oferta de Anglo American
La Cuña: El proyecto de alta rentabilidad que limita a Codelco y Anglo
El esfuerzo del Gobierno y privados por convertir a Chile en el líder del litio

A tres años de la demolición de sus instalaciones y la disolución de su Consejo Directivo, se reactiva el centro de investigación. Con una dotación actual mucho menor, el trabajo de la entidad apunta, por ahora, a la inteligencia de normativas internacionales.

Cuando en agosto de 2013 se iniciaron los trabajos de demolición del edificio corporativo del Centro de Investigación Minera y Metalúrgica (CIMM), la sensación general era de desazón, porque por una parte se confirmaba el decaimiento de una entidad que por años estuvo dedicada a la investigación minera y, por otra, parecía una medida contradictoria con la intención de incorporar mayor valor agregado a la industria extractiva nacional, vía innovación y desarrollo.

Luego vino el traspaso de los terrenos de Santa María de Manquehue a una constructora que levantó un proyecto inmobiliario y la disolución del centro.

Sin embargo, lo que parecía estar en el suelo, se revirtió este año con la decisión del actual Gobierno de reactivar el CIMM, aunque con una infraestructura menor a la que ostentó durante más de cuatro décadas.

“Como Gobierno optamos por detener los trámites de disolución y trabajamos por reconstituir el centro en términos jurídicos. Reconstituimos el Consejo Directivo, retrotrajimos la decisión de cerrar el centro y hoy estamos viendo qué rumbo le damos”, sostiene el subsecretario de Minería y presidente del Consejo Directivo del CIMM, Ignacio Moreno.

La reactivación operacional de la entidad se inició oficialmente a través del funcionamiento del Laboratorio de Ecotoxicología que actualmente opera en la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), con la cual se firmó un convenio para utilizar sus dependencias en el campus de la comuna de Peñalolén.

“Dado que el CIMM volvió a existir en términos legales, la decisión del Consejo Directivo fue volver a tener este laboratorio. Por razones domésticas, sigue funcionando en la UAI, pero a partir del 1 de enero de este año los funcionarios volvieron a ser parte del CIMM. Firmamos un convenio por un año con la universidad para seguir utilizando ese espacio mientras vemos dónde lo podemos instalar”, indica el subsecretario.

Según Moreno, será el propio Consejo el que decida el lugar donde se emplazarán las futuras instalaciones, por lo que han conversado con entidades como el Ministerio de Bienes Nacionales “para ver cuál es el mejor escenario de ubicación”.

Estructura de trabajo

Actualmente el Laboratorio de Ecotoxicología está encabezado por su director científico, Patricio Rodríguez, bioquímico de la Universidad Austral y doctor en Ciencias de la Universidad de Chile. El profesional lidera un equipo compuesto por el doctor en Ciencias y gerente de Proyectos, José Arbildua; el biólogo marino Germán Villavicencio; la química Paula Urrestarazu y la laboratorista química Margaret Opazo.

Para Rodríguez “fue una buena decisión reactivar el CIMM, porque se trata de una institución que trabaja íntimamente con el Estado y hace de interface con el mundo privado”. En ese sentido, considera que la entidad “debiera ser un lugar donde el Estado y el mundo privado de la minería chilena se reúnan para resolver problemas comunes”.

A través de este laboratorio, el CIMM trabaja en inteligencia de normativas internacionales, con la finalidad de “estar informados de los desarrollos y posibles amenazas a nuestros productos mineros desde el punto de vista normativo, lo cual podría convertirse en barrera de entrada para concentrados de cobre y otros derivados”, comenta su director científico.

En cuanto a proyectos para 2016, destaca el inicio de una asociación estratégica junto con Codelco y la minería privada para mantener informada a la industria local sobre los desarrollos aguas abajo de la cadena de valor del cobre y otros metales. Asimismo, los trabajos efectuados para mineras como Rio Tinto –que continuarán este año– orientados a la elaboración de estudios para analizar los efectos del aluminio en el medio ambiente.

Patricio Rodríguez manifiesta que el CIMM debe apoyar todos los procesos de optimización que requiere la minería e “interactuar con el mundo en lo que se refiere a problemas que puedan tener nuestras materias primas de exportación frente a escenarios normativos nuevos”.

Por su parte, el subsecretario de Minería, plantea que a la fecha han sostenido encuentros con diferentes centros de investigación ligados a minería “para saber qué están haciendo y así orientar el futuro del CIMM en áreas donde podemos ser un aporte”.

Equipamiento

El equipamiento actual del CIMMviene del que se conservó tras la demolición de las antiguas instalaciones, que se ha mantenido en funcionamiento en el marco de un contrato de comodato con la UAI.

“Tenemos equipos para caracterización y cuantificación de metales en cursos superficiales de aguas, además de sistemas para realizar ensayos para clasificar peligrosidad de diversas sustancias de la minería, y los cultivos y animales experimentales necesarios para realizar ensayos de ecotoxicidad”, precisa Rodríguez.

 

 

Fuente e imagen: mch.cl

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0