Óscar Landerretche: “Codelco ha sido extremadamente agresivo en reducir sus costos, pero no así los privados”

Óscar Landerretche: “Codelco ha sido extremadamente agresivo en reducir sus costos, pero no así los privados”

El economista advirtió que en la cuprera se han esforzado para ajustar los bonos en las negociaciones colectivas, pero los montos son menos de la mita

US$ 3.280 millones han ganado en bolsa las acciones de SQM y Cascadas desde noviembre
Hernán Somerville: “¿Qué razón hay para que la plata de los trabajadores (en AFP) no esté en Codelco?”
Ministerios de Minería de Chile y Argentina firman acuerdo de cooperación

El economista advirtió que en la cuprera se han esforzado para ajustar los bonos en las negociaciones colectivas, pero los montos son menos de la mitad de lo que entregan las otras firmas. Pidió actuar en conjunto para lograr efectos reales.

“En la medida que todos se ajusten hacia abajo, será mejor para los trabajadores porque es más fácil si el costo de vida que los rodea también se ve ajustado. Si todos lo hacemos juntos, va a ser más fácil que si jugamos a las sillas musicales”, manifestó ayer el economista y presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche.

Su crítica es dura y va dirigida a las mineras privadas que, a su juicio, no colaboran como debieran con este “apriete de cinturón” que obligó la caída del precio del cobre el año pasado y que debería profundizarse durante este ejercicio.

En 2015 la minera estatal se fijó una meta de ahorro de US$ 1.000 millones y la superó en US$ 200 millones. Para este año busca reducir los costos otros US$ 700 millones, una tarea nada de fácil, considerando que los aspectos más superficiales ya fueron trabajados. “Codelco ha sido extremadamente agresivo en reducir sus costos, pero no así los privados”, recalcó el economista. Advirtió que la estatal y sus trabajadores hicieron un tremendo esfuerzo en ajustar las negociaciones colectivas, donde los bonos se han visto drásticamente reducidos, llegando incluso a un quinto de lo otorgado en el superciclo y con 0% de reajustes salariales. Sin embargo, manifestó que “esos bonos eran menos de la mitad de lo que estaban entregando las mineras en el sector privado. Entonces siento que no se nos ha acompañado”, reconoció, y añadió que “o todos hacemos el proceso de ajuste macroeconómico del sector, o no le va a resultar a cada uno”.

El precio del cobre para este año se pronostica más bajo que en 2015, y esta reducción tiene especial relevancia en un sector que arrastra costos altos desde el superciclo del metal, cuando, con el objetivo de producir más, se descuidó la productividad y los costos de una serie de áreas. Landerretche explicó que si se toma el precio del metal en los últimos 50 años, el promedio en términos reales es cercano a US$ 2 por libra, y si bien ese valor era competitivo, ya no lo es. El problema es que en los casi diez años del boom del cobre, los costos se inflaron de manera abrumadora. De allí que el esfuerzo por reducir los precios del “entorno macroeconómico” -como le llama Landerretche- debe ser una tarea conjunta, si no difícilmente tendrá efectos.

Para ahorrar, Codelco ha recurrido a miles de cosas, como la optimización de contratos con proveedores, contratistas, trabajadores propios, insumos, entre otros. El efecto ha sido grande, e incluso han salido 4.300 personas. En el caso de los trabajadores de las faenas, unos 1.500 se acogieron a planes de egreso entre septiembre de 2013 y diciembre de 2015, mientras que entre 2014 y el año pasado se desvinculó a unos 2.500 contratistas, y a 300 empleados con cargos de supervisión o gerencias.

¿Habrá más desvinculaciones? “Ojalá lo podamos evitar, pero entiendo que las circunstancias del mercado son cambiantes y tenemos que enfrentarlo”, dijo Landerretche, aunque destacó el esfuerzo de los empleados en ajustar sus bonos. “Esto hace más viable que podamos conservar puestos de trabajo”, aseguró.

Capitalización y efectos por Andina

Landerretche dijo que el ajuste fiscal que llevó a cabo el Ministerio de Hacienda es “súper razonable”, y descartó que sea eso lo que está moviendo las variables macroeconómicas (como el empleo), ya que estos ajustes toman entre 12 y 18 meses en tener efecto, explicó.

Respecto de si Codelco pedirá una capitalización más realista con la situación fiscal, dijo que “cuesta mucho hacer eso, porque el problema de descapitalización de la empresa es de 30 años”. Por ello, recomendó discutir una política de financiamiento permanente.

Sobre los dos incidentes ambientales recién ocurridos en la división Andina, descartó que esto los afecte en un futuro proyecto, aunque reconoció que deben impulsar un cambio “cultural e ideológico” para que el ADN de la minera sea proteger el medio ambiente y a las comunidades.

“El Chile Day tiene un rol que hemos descuidado un poco, el de promover el país afuera. Estamos consumidos por nuestras discrepancias internas y se nos olvida que somos una economía pequeña, abierta, y que mucho de lo que nos pasa va a depender de la opinión que tienen afuera de nosotros”.

Faltan líderes calmados

Para Landerretche, era natural que una agenda de cambios ambiciosa y progresista como la que ha planteado el Gobierno generara resistencia e incertidumbres, “y la labor de los políticos es administrar esos cambios para minimizar ese tipo de incertidumbres”, comentó.

En este sentido, recordó el papel que jugó Clement Attlee, sucesor de Winston Churchill en el Reino Unido, en una sociedad que avanzaba hacia una mayor equidad. Resaltó de Attlee el haber administrado ese proceso con sobriedad y calma, como una persona “que entiende que los cambios radicales tienen un potencial traumático y que quiere acompañar y liderar para que un país pase por eso de la mejor manera”.

Sin embargo, manifestó que “siento que tanto el empresariado como los políticos en el Parlamento, no sé si han contribuido mucho a que los cambios ocurran de esta manera. He sentido demasiada estridencia, frivolidad, griterío, histeria, demasiada alharaca, y me hacen falta esos líderes calmados”. En este sentido, recordó el rol del ex Presidente Patricio Aylwin. “Él era un líder así, sobrio”, dijo, y advirtió que hoy no existen personalidades como esta.

Comentó que recién ahora, en lo que se denomina “el segundo tiempo del Gobierno”, se ha avanzado más en ese sentido, porque tanto empresarios como políticos se han dado cuenta de la necesidad de impulsar algunos cambios, aunque de manera más consensuada. “La ley universal del desarrollo de cualquier cosa -economía, política, sociedad y cultura- es que no puedes hacer lo mismo para siempre, porque lo que hiciste bien no rinde para siempre”, recalcó.

“Estamos en problemas si es que a los empresarios les complica la incertidumbre”

Para el presidente del directorio de Codelco provoca más incertidumbre no enfrentar el proceso constituyente que está llevando a cabo el Gobierno, que hacerlo. “Creo que es autoengañarse creer que uno puede seguir con institucionalidades que una parte del país siente que no son completamente legítimas”, comentó, y dijo que lograr una modificación a la Carta Fundamental que fuera aprobada por la mayoría del país sería “una gran cosa”. Esto debido a que daría “una tranquilidad al proceso de desarrollo de todo tipo”, dice.
Agregó que en estos procesos siempre se surgen inseguridades, pero son saludables. “Estamos en problemas si a los empresarios les complica la incertidumbre, porque si vuelven a leer a Schumpeter van a descubrir que la naturaleza del proceso de desarrollo es la incertidumbre, y eso corre para los negocios, las instituciones y la democracia”.

Advirtió que cualquier buen empresario sabe que los retornos altos en las compañías están asociados a la falta de certeza, y “si uno quiere seguridad, lo que obtiene son retornos miserables”, recalcó. Más aún, afirmó que hay dos caminos: optar por un país “fome, seguro y mediocre” o uno que “enfrenta los riesgos y los supera”. Indicó que él prefiere lo segundo.

Hoy el ejecutivo viaja a Estados Unidos y el miércoles se dirigirá a Londres al Chile Day. Al respecto, aseguró que cualquier instancia en donde se encuentre el mundo privado, público y político es valiosa. “Para que se produzca diálogo debe ser sin cámaras, debe generarse cierta intimidad y sinceramiento”, comentó. Agregó que es fundamental para un país pequeño y exportador como Chile que a estos eventos asista la Presidenta y los ministros.

 

 

Fuente: El Mercurio
Imagen: www.elmostrador.cl

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0