Codelco presentará alternativas para sus proyectos estructurales

Codelco presentará alternativas para sus proyectos estructurales

En la junta extraordinaria de accionistas, Nelson Pizarro dará a conocer las prioridades de la estatal para el desarrollo de sus grandes plane

Glencore optimista por el futuro del cobre: “Volvió a la vida”
Los Pelambres está revisando el impacto potencial de Alto Maipo sobre su valor libro
Gobierno capitaliza a Codelco en US$975 millones y minera triplicará disponibilidad de caja

En la junta extraordinaria de accionistas, Nelson Pizarro dará a conocer las prioridades de la estatal para el desarrollo de sus grandes planes. Una estrategia que se repite en las iniciativas es desarrollarlas por fases, rebajando las necesidades de inversión.

Varios anuncios podría informar este lunes el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, a los ministros de Hacienda y Minería respecto del camino que tomarán los llamados proyectos estructurales de la cuprera. Es que a las 16 horas se realizará la junta de accionistas extraordinaria para conocer en detalle el plan de desarrollo de la estatal 2014-2018.

En la cita, Pizarro mostrará las prioridades que asumirá la estatal, atendiendo el nuevo escenario de precios que está golpeando a la industria del cobre y, también, la desaceleración del país, escenario que se podría extender hasta 2018, según ha indicado el propio ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

La estrechez está cambiando la cultura inversional en Codelco, la que ha estado enfocada a realizar grandes proyectos de inversión y la está obligando a implementar una nueva mirada. Al interior de la estatal ya se habla de la “minería del futuro”, concepto que Nelson Pizarro ha reiterado en sus presentaciones internas y donde el foco está en ser sustentables y dejar atrás el “gigantismo”, según se dice en la estatal.

Crecimiento en Teniente

Por eso se espera que el proyecto Nuevo Nivel Mina de Teniente (US$ 3.424 millones, en moneda 2013) sufra modificaciones en cuanto a su tamaño, lo que podría rebajar a la mitad las necesidades de inversión.

La estatal está concentrando su análisis en evitar que en los túneles de acceso al nuevo nivel del yacimiento subterráneo haya desprendimiento de roca. Se trata de dos túneles de nueve kilómetros, mucho más anchos que el estándar de la industria, que construye túneles de siete kilómetros en promedio. Por eso, Pizarro no descarta disminuir su tamaño, según ha indicado en sus presentaciones en Valparaíso.

Los análisis para hacer viable una expansión en Teniente también incorpora acelerar los estudios de la Huifa, descubrimiento de gran potencial económico, que se ubica al lado de Regimiento, zona que hoy se está explotando en Teniente y que ha tenido resultados productivos mayores a los estimados.

Expansión de Andina

En Andina, el crecimiento productivo tendrá que esperar. Luego de retirar el EIA de Andina 244, la minera ha diseñado un plan para mantener la producción del yacimiento a la espera de las definiciones que se tomen con la ampliación, la que también iría por fases. Para este análisis en particular, Codelco se tomará su tiempo, ya que recién en 2017 se adoptará una decisión al respecto. Así se lo comentó Pizarro a los trabajadores hace unos meses.

Mientras, Andina avanza en su proyecto de traspaso, que estará operativo en 2019 y cuya inversión llega a US$ 1.000 millones. Pero, además, la estatal está analizando realizar mejoras ambientales también para mantener la producción debido al atraso del proyecto de expansión. Para eso destinará US$ 2.800 millones para construir un nuevo botadero, expandir la capacidad del tranque Ovejería e iniciar el proyecto tratamiento de aguas de división Andina (Tada), donde se quiere reforzar la captura y manejo de las aguas de contacto -mineralizadas- para su tratamiento y posterior recirculación.

Sulfuros RT

En el proyecto de expansión de Radomiro Tomic también habrá cambios. Una vez que se logre la aprobación ambiental de la iniciativa, cuya inversión se estima en US$ 4.200 millones (en moneda 2013), la explotación de los sulfuros de la faena se realizará por etapas, pues la planta concentradora, que procesará 200 mil toneladas de mineral por día, se parcelará. La fase uno contemplará la construcción de una planta de 100 mil toneladas y también se ajustará, de acuerdo a las necesidades, la construcción de la planta desalinizadora de 1.600 litros por segundo, contemplada en el proyecto y cuya inversión se estima en US$ 1.500 millones. Con esto, las necesidades de inversión también se reducirían.

Consulta indígena

Pero Codelco tiene más plazo para analizar esta inversión, pues mañana recién se iniciaría el proceso de consulta indígena de Sulfuros RT, el que fue anunciado en agosto de 2013. El retraso en esta fase, cuenta una fuente conocedora del proceso, se debe a un problema de representatividad de las propias comunidades que serían afectadas por la iniciativa, siendo la más relevante la comunidad San Francisco de Chiu Chiu. Esta comunidad está ubicada a unos cinco kilómetros del tranque de relave Talabre, que opera en el distrito norte, por lo que es la más afectada por la polución de material particulado. Este hecho lo destacó la Conadi, que el 2 de octubre, en el marco del proceso de aprobación ambiental, solicita que Codelco “aclare o rectifique” la información sobre los impactos del proyecto, “incluyendo la totalidad de los efectos adversos significativos que el proyecto RT Sulfuros causará sobre la población de Chiu Chiu”.

Con esto, la estatal modificará su calendario, pues contemplaba obtener la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) a fines de este año y ahora el proceso que se podría extender por un año más.

Chuquicamata

Hasta ahora, sólo Chuqui Subterránea sigue el calendario inicial diseñado para el yacimiento que ya tiene 100 años de vida. “Chuqui Subterránea está avanzando bien. Vamos “viento en popa” y pareciera ser que vamos a llegar a la fecha planteada de primer hundimiento, lo que está considerado para fines de 2018. Hasta el momento, es la prioridad y vamos avanzando sin problemas”, señaló recientemente Nelson Pizarro.

Con todos los cambios, en la estatal se habla de un ajuste a la baja del millonario plan de inversiones, estimado en US$ 25 millones, caída que podría situar al programa de inversiones en un monto cercano a los US$ 20 mil millones.

Además, se modificó la meta productiva impuesta hacia 2025, cuando se pretendía llegar a producir 2,5 millones de toneladas de cobre fino (considerando Andina 244). Ahora, de acuerdo a las conversaciones que la administración ha tenido con los trabajadores, en el marco de las mesas de convergencias técnicas, se espera “ojalá” lograr la meta de producir dos millones de toneladas de cobre hacia 2020.

 

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0