Alza del precio del cobre y mayor crecimiento inyectarían US$1.420 millones extra al fisco en 2018

16 enero, 20187min8200

Las mejores perspectivas económicas para este año que recién parte poco a poco se comienzan a percibir. Un reflejo de aquello se materializó en la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) de enero, la cual subió su proyección desde 3% a 3,2%, aunque un 30% del mercado espera una expansión de 3,5% o más. La otra variable que ha seguido su racha alcista iniciada en agosto de 2017 ha sido el precio del cobre, el cual cerró en US$3,20 la libra.

Ambas variables no tienen sólo efectos macroeconómicos, sino que también en los ingresos fiscales.

Esto porque el Gobierno calculó los ingresos efectivos en la Ley de Presupuestos 2018 considerando un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3%, y un precio del metal de US$2,88 por libra. Sin embargo, dada las condiciones actuales, todo hace presagiar que ambas proyecciones se quedarán atrás, tomando fuerza un escenario 2018 con un PIB de 3,5% y un precio del cobre de US$3,2 la libra promedio. De ser así, el fisco recibiría ingresos extras por US$1.420 millones.

De acuerdo al académico de la Universidad de Santiago y ex subdirector de Presupuestos, Guillermo Pattillo, si el precio efectivo del metal rojo promedio anual fuese de US$3,2 la libra, en lugar de los US$2,88 la libra proyectada en octubre, el Estado recibiría unos US$ 1.120 millones adicionales de ingreso. Si a ello se suma que la tasa de crecimiento es 3,5% y no de 3%, el fisco recibiría unos US$300 millones adicionales de ingreso. En total el nuevo Gobierno tendría unos US$1.420 millones extras. “Este escenario es bastante realista. El cobre perfectamente puede quedarse en US$3,2 libra, y el crecimiento del PIB de 3,5% es la proyección base que tengo hoy. Si bien el mercado está en 3,2%, es esperable que suba a 3,5% con el correr de los meses”, subrayó Pattillo.

La académica de la Universidad de Los Andes, Cecilia Cifuentes, puntualizó que este escenario “es factible”.

La experta añadió que la principal variable que aportará ingresos será el crecimiento económico. “Lo que probablemente veamos en 2018 es una recuperación de la inversión de manera significativa, lo que permite esperar un crecimiento de 3,5% o incluso un poco más”.

Sobre el precio del cobre, Cifuentes es mucho más cauta, puesto que para ella, es difícil proyectarlo sobre US$ 3 la libra. “Podríamos tener situaciones complicadas en la economía China que reviertan el alza que hemos visto hasta ahora o un alza de tasa en Estados Unidos que apreciará el dólar e hiciera caer el precio del cobre. El escenario es mucho más incierto para el metal”, aseguró la economista. Por esta razón para la académica, lo prudente es suponer un precio en torno a US$3 la libra, ya que esperar un valor sobre ese nivel podría ser algo “optimista”.

Se reduce el déficit fiscal

La trayectoria alcista del cobre no sólo tendrá efectos en la recaudación, sino que también ayudará al fisco a reducir el déficit fiscal efectivo. Incluso este hecho ya se comenzará a reflejar en 2017, ya que el aumento del metal permitirá amortiguar el deterioro fiscal que desde 2012 se venía profundizando. De esta manera, el cierre del déficit fiscal efectivo el año pasado sería de -2,6% del PIB, levemente inferior al -2,7% proyectado por el Gobierno.

Para este año el Gobierno proyectó un déficit de -1,9%, no obstante, las mejores perspectivas permitirán que se ubique en niveles más cercanos a -1,5%. “Las cuentas fiscales inician una nueva senda, donde el gasto fiscal no sólo será más eficiente, sino que también se entenderá que su rol no es apoyar la demanda interna, sino que mantener la regla fiscal para dar estabilidad al resto de la economía”, sostuvo Pattillo.
Cifuentes prevé que el déficit se ubique en -1,5% “impulsado por la recuperación de la inversión y un precio del cobre un poco más alto de lo que se proyectó en el presupuesto”.

De esta manera se terminaría por romper la racha de empeoramiento fiscal que comenzó en 2012. Ese año, la cifra marcó un 0,6% del Producto. Luego, en 2013, el registro fue de -0,6%. Durante el primer año del segundo gobierno de Michelle Bachelet el déficit alcanzó el -1,6%. En 2015 llegó a -2,1%, para finalmente quedar en 2016 en -2,7%.

Deuda pública se estabilizaría en 25% del PIB

La deuda pública del Gobierno llegó a 23,7% del PIB al cierre del tercer trimestre del año pasado. Para el año en su conjunto, la proyección del Ejecutivo apunta a un 24% del PIB acumulando US$ 64.804 millones. Este nivel es el más alto desde 1993.

Para los próximos años el incremento o no del endeudamiento público dependerá de la estrategia fiscal que adopte el nuevo Gobierno. De acuerdo a Santander, si el Presidente electo y su equipo económico decide seguir la trayectoria de reducción del déficit fiscal estructural en 0,25%, los indicadores de deuda pública se tenderían a estabilizar en torno a 25% del PIB.

Fuente: Pulso


Acerca de nosotros

Minería Chile forma parte de Portales Regionales, una red publicitaria de medios de comunicación digital, abarcando Minería, Turismo en Chile, AgriculturaEmpresas Portuarias y además, diarios electrónicos en las regiones de Valparaiso, O’Higgins y Maule.

Si te interesan post promocionados, link seo, banners o publireportajes, escríbenos.


ventas@portalesregionales.cl